MENTE DE CUERPO

 

Hoy en día se incentiva el ejercicio físico controlado y especializado, por lo cual es aconsejable no dejar de moverse cuando se planea ser madre. Está comprobado que el ejercicio moderado puede ayudar a concebir ya que tiene una relación directa con el sistema nervioso central y con el sistema endócrino.

Beneficios de hacer pilates durante el embarazo
Teniendo en cuenta que este método combina ejercicio físico, estiramientos y control de la respiración, se puede considerar como uno de los mejores para quienes nos encontramos esperando un bebé. Eso si, teniendo en cuenta que antes de iniciar con esta o cualquier otra actividad es necesario consultar con el ginecólogo para comprobar que todo se encuentra en orden y no hay riesgo ni para la madre ni para el bebé.
Dentro de los beneficios más importantes que nos aporta la práctica del pilates para embarazadas tenemos los siguientes:
  • Contribuye a mantener una buena circulación.
  • Ayuda a fortalecer las extremidades inferiores y el suelo pélvico para soportar el aumento del peso del abdomen y el trabajo de parto.
  • Ayuda a evitar molestias como dolor de espalda, de pelvis y piernas cansadas.
  • Aprendes ejercicios de respiración que te vendrán muy bien durante el trabajo de parto.
  • Te ayuda a relajarte y a sentirte más flexible.
  • Ayuda a mantener un peso adecuado durante el embarazo y a recuperar el cuerpo después del parto.

Gimnasia con Esferodinamia
Esta técnica propone ejercicios localizados de fuerza con cargas livianas y ejercicios posturales, de flexibilidad y elongación. La esferodinamia es una técnica milenaria que se utiliza en variados tratamientos terapéuticos con un trabajo localizado. Consiste en la utilización de esferas de tamaños diferentes que ayudan a mejorar la postura y el equilibrio.

Relajación

Permite redireccionar la atención para poder centrarla en uno mismo, a través de movimientos suaves y del trabajo con la respiración.

 

 
smart foreash